viernes, 24 de marzo de 2017
16/03/2017
Hasta el próximo domingo 19
El Ayuntamiento de Cuenca se adhiere a la campaña de la DGT sobre el uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil
El Ayuntamiento de Cuenca se ha adherido, un año más, a la Campaña de Vigilancia Intensiva del Uso del Cinturón y los Elementos de Retención Infantil (RSI) que la Dirección General de Tráfico (DGT) está llevando a cabo entre el 13 y el 19 de marzo.

A tales efectos, la Policía Local de Cuenca y sus Agentes de Movilidad, están realizando diversos controles específicos en la vía pública para detectar y sancionar este tipo de conductas que, hoy en día ya no son admisibles, ni en carretera ni en casco urbano.

Precisamente por ello, el concejal de Policía, Carlos Navarro, se ha acercado hasta uno de esos puntos de control ubicado en la Ronda Oeste, junto con el subinspector de Policía Local, José Vidal Tejeda, para presentar ante los medios de comunicación la campaña y darla a conocer.

En su intervención, Navarro ha especificado que “es una campaña de difusión preventiva y no buscamos otra finalidad que no sea difusión de normas adecuadas de circulación”.

Por su parte, el subinspector de la Policía Local, ha señalado que “aunque no vamos a ser excesivamente agresivos”, es obligatorio llevarlo en todas las vías abiertas al tráfico incluido casco urbano, y recuerda que “la sanción por no llevarlo instalado o llevarlo mal instalado es una infracción grave al reglamento de circulación o muy grave, según los casos, y está sancionada con 200 euros y la retirada de tres puntos del permiso de conducir”.

Preguntado por los medios de comunicación, Vidal ha informado que desde hace 8 ó 10 años que se lleva haciendo este tipo de controles “hay un alto porcentaje de usuarios que los usan” y, ha trasladado el ejemplo de un accidente que tuvo lugar en Cuenca hace un par de meses en el que “el uso del cinturón y elementos de retención salvó la vida de un niño que de no haberlo llevado puesto no hubiera sobrevivido”.

RECOMENDACIONES

El cinturón de seguridad es un seguro de vida. No hay que olvidarse de él y llevarlo siempre abrochado, tanto en carretera como en ciudad.

El cinturón de seguridad es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial y reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.

El airbag no es eficaz si no se complementa con la utilización del cinturón de seguridad. El cinturón de seguridad y el airbag están pensados para funcionar de forma complementaria.

No utilizarlo en los asientos traseros supone un gran riesgo. En un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos de delante puede ser hasta 8 veces mayor.

Protege tanto de salir despedido del habitáculo, como de impactar contra el parabrisas.

A 80 kilómetros por hora, un choque frontal sin llevar puesto el cinturón de seguridad, suele llevar fatalmente aparejado resultado de muerte o lesiones graves. El cinturón alcanza una máxima efectividad en los vuelcos, donde se reduce un 77% el riesgo de muerte.

No llevar puesto el cinturón de seguridad es, junto con la velocidad y la conducción bajo los efectos del alcohol, uno de los principales factores de riesgo en la carretera.



REGLAS DE USO

• Nunca llevar al niño en brazos.

• Utilizar pinzas de retención del cinturón de seguridad es peligroso, dado que reduce notablemente su eficacia.

• El AIRBAG ¡Jamás coloque una sillita, sobre todo instalada en sentido contraria a la marcha, con el airbag conectado!

• No bajar la guardia en los trayectos cortos. En los trayectos de casa al cole es donde se acumulan el mayor número de conductas de riesgo.

• Los niños deberán viajar en sentido contrario a la marcha el mayor tiempo posible. Si se puede hasta los 4 años.

• Los arneses o el cinturón no deberán ir retorcidos, ni holgados, ni doblados.

• El S.R.I debe ir perfectamente instalado. No debe moverse. La mejor opción es el anclaje mediante el sistema ISOFIX.

• La cabeza del niño nunca debe asomar por encima del respaldo de la sillita. Si esto ocurre indica que es preciso pasar a otra del grupo superior.

• Los padres deben dar siempre ejemplo, poniéndose siempre el cinturón.